estacionvUniversidad pontificia bolivarianaUniversidad pontificia bolivariana

Un recuento del covid-19 en Santander

Periodista: Diego Armando Hernández Álvarez
Correo periodista:
Edición: Andrés Velásquez
Correo de editor:

 

El 12 de marzo del 2020 se confirmó el primer caso de Covid-19 en el municipio de Floridablanca, la portante era una joven de 24 años que regresaba de España. Este caso encendió las alarmas de las autoridades sanitarias departamentales; quienes desde ese momento empezaron a trabajar para prevenir el aumento de contagios. Olga Lucía Caballero, secretaria de Salud municipal, se pronunció ante los medios con el fin de reportar la llegada del Covid a Santander. 

Este caso marcó el comienzo de una carrera en el área metropolitana, los contagios aumentaron rápidamente, ya que el Covid-19 es un virus que posee una estructura que le permite transmitirse fácilmente, actúa como una bacteria que necesita adherirse  a una célula para poder sobrevivir, el tamaño y su alta resistencia facilita su trabajo de supervivencia en los entornos. 

En marzo de 2020 en el departamento inició el alistamiento total preventivo, que obligó a empresas, universidades y establecimientos comerciales a cerrar sus puertas. Este cierre generó una depresión en todos los sectores económicos. Bastaba dar una mirada a la ciudad para entender que el virus no solo era letal para los humanos, este se convirtió en el enemigo principal de la economía. 

La crisis llevó a que múltiples establecimientos y empresas cerraran sus puertas, dejando a cientos de personas sin un empleo para sostener a su familia, en un momento en el que todo parecía incierto. Vanesa Carrilo es una comerciante joven, que junto a su pareja sentimental emprendió en un negocio a mediados del 2017, una heladería con la que sostenía sus gastos universitarios  y personales; pero se vieron afectados por la llegada del virus, problemática que los llevó a cerrar sus puertas. Ella comparte parte de su experiencia. 

 

Angie Duarte tiene junto a su familia una zapatería dedicada a la confección de calzado estudiantil, empresa que se vio afectada y cerró sus puertas por dos años, dejando a esta familia sin su ingreso principal y otras más sin un empleo estable. Al igual que todos los colombianos, Angie y su familia tuvieron que enfrentar lo incierto durante dos años.

“La pandemia para nosotros fue algo bastante complicado, nuestra actividad económica es la fabricación del calzado colegial y debido al aislamiento obligatorio los niños dejaron de asistir  a los colegios, lo que nos bajó la ventas en un alto porcentaje; ya que los mayoristas no nos realizaban pedidos. Es ahí cuando decidimos parar la fábrica por dos años, dos años en los que gracias a Dios nos mantuvimos con los ahorros que teníamos”, relata. 

Angie agrega que “después de que reactivamos la fábrica, llegó esa lucha para podernos sostener,  ya que  el costo de los materiales subió de una manera impresionante, lo que generó que le subieramos el valor al zapato, nos tocó sentarnos y hablar con lo clientes para informar que todo había subido, que nos entendieran y que ellos también debían de elevar sus precios. pues como dice mi papá no se puede hacer pan para vender pan”.    

¿Qué disparó el porcentaje de contagios? 

Las cifras de contagios aumentaban cada vez más en el país y el departamento, llegando a colapsar las clínicas y los hospitales de la región. El 26 de mayo del 2021 se realizó un anuncio que marcó el destino de aquellos santandereanos que se encontraban infectados, las autoridades sanitarias informaron del inicio de un triaje ético, esto debido a una ocupación del 100% en las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) del departamento.  

La piedra en el zapato para las autoridades sanitarias fue el estallido social que se llevó a cabo en el país. La preocupación de los colombianos y santandereanos debido al desempleo que se generó por los cierres de las medianas y pequeñas empresas, junto a los anuncios de las reformas que el exministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y el expresidente, Iván Duque, daban a conocer al pueblo generaron un inconformismo que impulsó a que las personas salieran a las calles a reclamar sus derechos. Recordemos que en esta reforma se buscaba recaudar 45 billones de pesos, pero el método de recaudo afectaba la canasta familiar de los colombianos, misma que era inalcanzable debido a la inflación que se estaba presentando y que aún  continúa afectando los hogares del país. 

 

Foto editadaFoto por: Diego Hernández

 La voz de un experto

Álvaro Idrovo es un epidemiólogo de la Universidad Industrial de Santander (UIS), que trabajó de la mano con un grupo de académicos para entender y vencer el Covid-19 en el país y el departamento; se dedicó a leer el virus desde la coyuntura social, a leer el comportamiento de la población ante esta problemática. Idrovo explicó un poco acerca de esa coyuntura que vivió el país en el marco de las protestas sociales. A pesar de que la tasa de contagios era alta, las personas salían a las calles a alzar su voz en tono de inconformismo ante el gobierno.

 

 

 ¿Cómo está Santander en materia de covid-19?  

 En la actualidad hay un reporte de 293238 casos hasta la fecha, 19 se encuentran activos, esto según datos suministrados por el Instituto Nacional de Salud (INS). En la Plataforma quisimos conocer más acerca de cómo avanzan las jornadas de vacunación y prevención  en el área metropolitana. Recibiendo respuesta de la Alcaldía de Bucaramanga y la Gobernación de Santander. Piedecuesta y Floridablanca no se pronunciaron ante el tema. 

 El secretario de salud del municipio de Bucaramanga Javier Villamizar Suarez nos comentó lo siguiente en materia de movilidad con respecto al Covid-19.  

Infografía_de_Proceso_Ilustrada_Llamativa_Retro_Azul_Rosa.jpg

 Infografía: Diego Hernández

Tambien abordamos al secretario de salud de Bucaramanga Juan José Rey.

 


Lo más reciente

Image