En el juego

Publicado en Revista | Lunes 15, de Julio de 2019 | Actualizado el Domingo, 29 de Noviembre de -0001
En el juego
Santiago Lesmes, Laura Bonilla y Felipe Lesmes, en las piscinas olímpicas de la Liga Santandereana de Natación. Foto suministrada por Laura Bonilla. Foto
En el juego
Santiago Lesmes y Laura Bonilla, una familia soñadora. Foto suministrada por Laura Bonilla. Foto
En el juego
Santiago Lesmes entrena dos veces al día. A las 5:00 a.m. antes de ir al colegio y a las 6:00 de la tarde. Foto suministrada por Laura Bonilla. Foto

Santiago Lesmes Bonilla, el pupilo de Poseidón

Luego de vencer la batalla más fuerte de su vida, Santiago Lesmes encontró en el deporte la motivación y disciplina para convertirse en un joven promesa de la natación en Santander.

L as nubes encima de las piscinas olímpicas y un clima poco favorecedor para nadar no es problema para Poseidón, el equipo en el que entrena Santiago Lesmes Bonilla, un joven de dieciséis años que se prepara y mejora cada día sus marcas para lograr la clasificación en los Juegos Nacionales.

Es martes por la mañana y la entrenadora del equipo, Kelly Cadena, saluda a los muchachos y les da instrucciones para el calentamiento antes de entrar a la piscina. Las indicaciones antes de comenzar el entrenamiento han terminado y Kelly procede a poner uno por uno los gorros de látex que a simple vista pareciera que cortan la circulación en la cabeza de sus nadadores.

Mientras termina, cada nadador se sumerge al agua y se escuchan chapuzones consecutivos acompañados de risas y comentarios entre compañeros. La alegría de estar un día más en las piscinas olímpicas de la Liga Santandereana de Natación, a pesar de la probabilidad de lluvia, se apodera de cada integrante de Poseidón. —¡Ojo! vamos a hacer quince de una y cuatro por cien combinadas. En sus marcas, fuera—Dice la entrenadora en voz alta. —Si se equivocan volvemos a empezar. ¿Cuántas llevan? — pregunta Kelly. —Nueve —, dijo un nadador.

Una familia soñadora

Todo deportista tiene un ángel detrás que no lo deja rendirse. El de Santiago es su madre Laura Bonilla, una mujer joven a la que le brillan los ojos y le cambia la voz cuando habla de su hijo y que, como buena madre, ha estado presente incluso en las batallas más fuertes que en su momento parecerían imposibles de superar. “Santiago es muy tranquilo y muy enfocado en sus cosas. En sus ratos libres escucha música y juega videojuegos”, dijo su madre mientras ve nadar a sus dos hijos, Santiago y Felipe, el menor.

Antes de pertenecer a Poseidón, Santiago sobrevivió a un cáncer de cerebro que lo tuvo por año y medio en quimioterapias y viajes constantes a Bogotá debido a la complejidad de su enfermedad. A sus 11 años tuvo que cambiar las aulas de clase y la pasión deportiva, que en un principio era el fútbol, por salas de quimioterapia, en donde afirmaba que cuando fuera grande le gustaría crear un albergue para niños con cáncer.

A pesar de que sus quimioterapias terminaron y el cáncer ya no habite en su cuerpo, Santiago tiene controles médicos cada tres meses con el fin de estar alertas a cualquier circunstancia. “En diciembre de 2016 a Santi le salió una inflamación y los oncólogos suponían que su enfermedad había vuelto”. Los resultados llegaron y no era nada de qué preocuparse, los médicos afirman que la natación ha sido útil para que Santiago siga sano y sus controles solo estén llenos de buenas noticias.

Por este motivo, Laura Bonilla y otras tres mujeres con experiencias de vida similares decidieron crear la Fundación Soñemos, una entidad sin ánimo de lucro que está generando impacto en Santander al brindar acompañamiento en centros oncológicos del Hospital Universitario de Santander, Clínica San Luis, la Foscal y el Hospital Internacional de Colombia. La meta más cercana está en inaugurar la primera casa albergue del departamento.

Luego de competir en la Copa Internacional Delfines, un torneo que se realiza todos los años en Bucaramanga y reunió a 358 nadadores, Santiago mejoró sus marcas y destacó en el estilo de 200 metros de espalda ganando una medalla de plata y 100 metros de espalda ganando una de bronce.

Su nadador colombiano favorito es Jorge Mario ‘La Trucha’ Murillo, un joven que ha representado a Colombia en los Juegos Olímpicos y que inspira a Santiago en ver su futuro en este deporte acuático.

Ahora sus objetivos están puestos en los Juegos Nacionales que se llevarán a cabo en noviembre en Cartagena, y no habrá mal tiempo ni marea alta para Santiago, un soñador que ha vencido batallas contra todo pronóstico y quien con el apoyo incondicional de su familia, disciplina y constancia será testimonio de vida para cientos de niños que sufren de cáncer en el departamento y seguirá siendo un joven promesa para la natación en Santander.

 

  • Logo-UPB-horizontal
  • estacionv-logo
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592